Saturday, July 08, 2017

En Francia los sacerdotes tradis se reproducen “como conejos”


No faltará algunos que creen que, para ser buenos sacerdotes, no hace falta ser tradi, pero son los tradis los que se reproducen “como conejos”, para usar una expresión grata de alguien conocido.

Es esa la médula de un artículo hoy de Jean-Marie Guénois en Le Figaro, un cuarto de los sacerdotes ordenados en Francia proviene de las filas tradicionalistas.

El artículo ofrece ciertas cifras interesantes como que en el año 2017 se han ordenado 84 sacerdotes diocesanos en Francia, que la edad promedio de los sacerdotes en Francia es de 74 años, siendo la provincia de París la que cuenta con mejor media, 57 años, habiéndo diócesis rurales cuyo promedio se eleva a 81.

Pero lo contundente del artículo es que “de los cien sacerdotes diocesanos franceses que se ordenarán en 2017, casi una cuarta parte están incluidos explícitamente en el lefebvrismo o en un movimiento tradicionalista. Una tendencia que ya no es marginal ... pero todavía marginada por la jerarquía”, escribe Guénois.

SCCDDS: Carta circular a los Obispos sobre el pan y el vino para la Eucaristía

CONGREGACIÓN PARA EL CULTO DIVINO
Y LA DISCIPLINA DE LOS SACRAMENTOS

Prot. N. 320/17

Carta circular a los Obispos
sobre el pan y el vino para la Eucaristía

[Latín, Italiano, Francés, Inglés, Alemán, Portugués, Polaco]

1. La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, por encargo del Santo Padre Francisco, se dirige a los Obispos diocesanos (y a quienes se les equiparan en el derecho) para recordar que les compete, sobre todo, a ellos proveer dignamente lo necesario para la celebración de la Cena del Señor (cf. Lc 22,8.13). Compete al Obispo, primer dispensador de los misterios de Dios, moderador, promotor y custodio de la vida litúrgica en la Iglesia a él confiada (cf. CIC can. 835 §1), vigilar la calidad del pan y del vino destinados a la Eucaristía y, por tanto, a aquellos que los preparan. Con el fin de ayudar, se recuerdan las disposiciones vigentes y se sugieren algunas indicaciones prácticas.

2. Mientras que hasta ahora, por lo general, algunas comunidades religiosas se ocupaban de preparar el pan y el vino para la celebración de la Eucaristía, hoy se venden también en los supermercados, en otros negocios y a través de internet. Este Dicasterio, para no dejar dudas acerca de la validez de la materia eucarística, sugiere a los Ordinarios dar indicaciones al respecto, por ejemplo, garantizando la materia eucarística mediante certificados apropiados.

Es el Ordinario el que debe recordar a los presbíteros, en particular a los párrocos y a los rectores de las iglesias, su responsabilidad para comprobar quién es la persona encargada de proveer el pan y el vino para la celebración, así como la idoneidad de la materia.

Además, corresponde al Ordinario informar y recordar a los productores del vino y del pan para la Eucaristía el respeto absoluto de las normas.

3. Las normas acerca de la materia eucarística, indicadas en el can. 924 del CIC y en los números 319 - 323 de la Institutio generalis Missalis Romani, han sido ya explicadas en la Instrucción Redemptionis Sacramentum de esta Congregación (25 de marzo de 2004):

a) “El pan que se emplea en el santo Sacrificio de la Eucaristía debe ser ázimo, de sólo trigo y hecho recientemente, para que no haya ningún peligro de que se corrompa. Por consiguiente, no puede constituir la materia válida, para la realización del Sacrificio y del Sacramento eucarístico, el pan elaborado con otras sustancias, aunque sean cereales, ni aquel que lleva mezcla de una sustancia diversa del trigo, en tal cantidad que, según la valoración común, no se puede llamar pan de trigo. Es un abuso grave introducir, en la fabricación del pan para la Eucaristía, otras sustancias como frutas, azúcar o miel. Es claro que las hostias deben ser preparadas por personas que no sólo se distingan por su honestidad, sino que además sean expertas en la elaboración y dispongan de los instrumentos adecuados” (n. 48).

b) “El vino que se utiliza en la celebración del santo Sacrificio eucarístico debe ser natural, del fruto de la vid, puro y sin corromper, sin mezcla de sustancias extrañas. [...] Téngase diligente cuidado de que el vino destinado a la Eucaristía se conserve en perfecto estado y no se avinagre. Está totalmente prohibido utilizar un vino del que se tiene duda en cuanto a su carácter genuino o a su procedencia, pues la Iglesia exige certeza sobre las condiciones necesarias para la validez de los sacramentos. No se debe admitir bajo ningún pretexto otras bebidas de cualquier género, que no constituyen una materia válida” (n. 50).

4. La Congregación para la Doctrina de la Fe, en la Carta circular a los Presidentes de las Conferencias Episcopales acerca del uso del pan con poca cantidad de gluten y del mosto como materia eucarística (24 de julio de 2003, Prot. N. 89/78 – 17498), ha indicado las normas respecto a las personas que, por diversos y graves motivos, no pueden tomar pan preparado normalmente o vino normalmente fermentado:

a) “Las hostias sin nada de gluten son materia inválida para la Eucaristía. Son materia válida las hostias con la mínima cantidad de gluten necesaria para obtener la panificación sin añadir sustancias extrañas ni recurrir a procedimientos que desnaturalicen el pan” (A. 1-2).

b) “Es materia válida para la Eucaristía el mosto, esto es, el zumo de uva fresco o conservado, cuya fermentación haya sido suspendida por medio de procedimientos que no alteren su naturaleza (por ejemplo el congelamiento)” (A. 3).

c) “Es competencia del Ordinario conceder a los fieles y a los sacerdotes la licencia para usar pan con una mínima cantidad de gluten o mosto como materia para la Eucaristía. La licencia puede ser concedida habitualmente, mientras dure la situación que la ha motivado” (C. 1).

5. Además, dicha Congregación ha decidido que la eucarística preparada con organismos genéticamente modificados puede ser considerada materia válida (cf. Carta al Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos acerca de la materia eucarística preparada con organismos genéticamente modificados, 9 de diciembre de 2013, Prot. N. 89/78 – 44897).

6. Los que preparan el pan y producen el vino para la celebración deben ser conscientes que su obra está orientada al Sacrificio Eucarístico y esto pide su honestidad, responsabilidad y competencia.

7. Para que se cumplan estas normas generales, los Ordinarios, si lo estiman oportuno, pueden ponerse de acuerdo como Conferencia Episcopal, dando indicaciones concretas. Vista la complejidad de situaciones y circunstancias, así como la falta de respeto en el ámbito sagrado, se advierte la necesidad práctica que, por encargo de la Autoridad competente, haya quien garantice efectivamente la genuinidad de la materia eucarística por parte de los fabricantes como de su conveniente distribución y venta.

Se sugiere, por ejemplo, que una Conferencia Episcopal pueda encargar a una o más Congregaciones religiosas u otra Entidad capaz de verificar las garantías necesarias sobre la producción, conservación y venta del pan y del vino para la Eucaristía en un determinado país y en los países en los que se exportan. Se recomienda también que el pan y el vino destinados a la Eucaristía sean convenientemente tratados en los lugares de venta.

En la sede de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, a 15 de junio de 2017, solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo.

Robert Card. Sarah
Prefecto

+ Arthur Roche
Arzobispo Secretario

Francisco telefonea de nuevo a Scalfari y le manifiesta sus preocupaciones por el G20


Ya Uds. saben cómo son las cosas con estas entrevistas reconstruidas que hace Eugenio Scalfari con Francisco, sale el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede a decir que no hay que prestarle mucha atención, que no le den bolilla, que son invenciones de Scalfari, que no se puede afirmar que esas sean las palabras textuales dichas por el Pontífice, etc. Sin embargo, a sabiendas de los desmentidos —o apariencia de desmentidos— que hacen sus portavoces —en el pasado Lombardi y ahora Burke— es Francisco el que contacta al que pone en su boca palabras nunca pronunciadas por él, algunas de las cuáles a fecha presente se pueden consultar en el sitio de internet del Vaticano, sin importar que el Vaticano mismo haya desmentido su autenticidad, y presumiblemente sin que Francisco le prohiba a Scalfari hacer publicos los contenidos de sus conversaciones; lo que parece más bien es que lo telefonea con exactamente la intención contraria: Para que publique. Más recientemente ocurrió el pasado Jueves, cuando Francisco llamó a Scalfari con la disculpa de preguntar por su salud —Scalfari tiene ahora 93—, y es de esa conversación donde aparece hoy como artículo principal en La Repubblica la entrevista, así la llaman allí, o reconstrucción de conversación, no sabemos, entre Francisco y el fundador del periódico.

Este es un reporte en español de agencia AFP, Jul-08-2017.

El papa Francisco se mostró preocupado ante las posibles "alianzas muy peligrosas", sobre todo para los migrantes, entre las potencias del G20, en una entrevista publicada este sábado en el diario italiano La Repubblica.

"Temo las alianzas muy peligrosas entre potencias que tienen una visión tergiversada del mundo: Estados Unidos y Rusia, China y Corea del Norte, Putin y Asad en la guerra de Siria", declaró Jorge Bergoglio en esta entrevista.

"El peligro concierne a la migración. Nuestro problema principal y desgraciadamente cada vez mayor en el mundo de hoy es el de los pobres, los débiles, los excluidos, de los que los migrantes forman parte", explicó, denunciando los países que "tienen pocos pobres locales y temen la invasión de los migrantes".

"Es por eso que el G20 me preocupa: afecta sobre todo a los migrantes (...), y cada vez más a medida que el tiempo pasa", apostilló el pontífice, advirtiendo a Europa, el continente "más rico del mundo", que las poblaciones pobres seguirán llegando a sus puertas.

El viernes, el papa hizo un llamado a las grandes potencies del G20, reunidas en Hamburgo, en el norte de Alemania, en favor de las víctimas de hambrunas en África.

"A los jefes de Estado y de gobierno del G20 así como a toda la comunidad internacional, lanzo un llamado del fondo del corazón ante la trágica situación en Sudán del Sur, en el lago Chad, en el Cuerno de África y en Yemen, donde 30 millones de personas no tienen nada para comer y necesitan agua", escribió el papa en su mensaje.

Otro reporte en español, esta vez de agencia EFE.

Roma, 8 jul (EFE).- El papa Francisco confesó su preocupación de que existan "alianzas muy peligrosas entre potencias con una visión distorsionada del mundo", en una entrevista publicada hoy en el diario italiano "La Repubblica", donde expresa sus inquietudes ante al reunión del G20.

El periodista y fundador de este diario, Eugenio Scalfari, mantuvo el pasado jueves una conversación con el pontífice argentino que se publica hoy y en el que Francisco expresa sus preocupaciones ante la cumbre de Hamburgo.

"Temo que existan alianzas muy peligrosas entre las potencias que tienen una visión distorsionada del mundo. América y Rusia, China y Corea del Norte, Putín y Assad en la guerra de Siria", dice el papa.

En detalle, Francisco explica que su preocupación es sobre todo por "la inmigración" pues "hay países donde la mayoría de los pobres no proviene de las corrientes migratorias sino de la calamidades sociales, y en otros hay pocos pobres locales pero se teme la invasión de los inmigrantes".

"Por esto me preocupa el G20 porque afecta a los inmigrantes de los países de medio mundo y les afecta cada vez más con el pasar del tiempo", agrega.

Francisco reclama a Europa su responsabilidad después de que "el colonialismo partió de Europa y tuvo sus aspectos positivos, pero también negativos. Hizo que Europa se enriqueciese, fuese el más rico del mundo y por tanto el objetivo principal de los pueblos migratorios".

El pontífice comparte la idea de una "Europa federal" e insta a los países del Viejo Continente a moverse o, advierte: "Europa se convierte en una comunidad federal o no contará nada en este mundo".